Visitas

martes, 6 de marzo de 2018

EL HUERTO DEL CURA (ELCHE)

EL HUERTO DEL CURA



LA JOYA DEL PALMERAL
(JARDÍN ARTÍSTICO NACIONAL)



Domingo, 4 de Marzo de 2018

Introducción; 

Toda la información del Jardín del Huerto del Cura que os narro en está página procede  de La Oficina de Turismo de Eche.


EL PALMERAL DE ELCHE;

En el término municipal de la ciudad de Elche existe la mayor concentración de palmeras de toda Europa, calculándose entre 200.000 y 300.000 el número de las mismas.

Hay bastante unanimidad en aceptar que el origen de este palmeral es fenicio, lo cual haría suponer que la existencia de las palmeras datileras en Elche se remonta a unos 2000/2500 años.



Es muy probable que los dátiles formaran parte de la dieta fenicia durante su travesías marítimas, así debieron encontrar en estas tierras el hábitat adecuado para su desarrollo y crecimiento. Por otra parte, la parcelación, ordenamiento, riego y cultivo de la palmera se remonta a la época de la dominación árabe. La singularidad y la belleza paisajista del palmeral de Elche convierten al mismo en un parque natural único en el continente europeo.

EL HUERTO DEL CURA;

Dentro de este marco singular y situado en el mismo casco urbano de Elche, se encuentra el Huerto del Cura, crisol donde se funde el amor al trabajo del hortelano levantino, con esa chispa de genio, que por la belleza, tienen los habitantes de esta tierra.



En Elche se denomina Huerto a una parcela de tierra de menor o mayor extensión, plantada de palmeras. Cada huerto suele tener un  nombre alusivo a sus propietarios o a cualquier anécdota histórica. El huerto del Cura debe el suyo al capellán José Castaño Sánchez, que fué el cura propietario hasta el año 1918.



El Huerto del Cura es de dimensiones modestas. tiene escasamente 13.000 metros cuadrados y en él viven alrededor de 1.000 palmeras. Se puede considerar un huerto densamente poblado de datileras, protagonistas indiscutibles junto a cultivos típicos de la zona.




Además de palmeras crecen en este jardín otros cultivos típicos del Mediterráneo español, como limoneros, naranjos, granados y azofaifos, junto a otros de clima subtropical que a través del tiempo,, han ido confeccionando una bella colección de plantas procedentes de los lugares más diversos.




Hay rincones especialmente bellos como son:

La Dama de Elche.




 Frente a la fachada de la casa hay un paseo entre palmeras, llamado "Túnel de la Salomónica". A su izquierda puede admirarse un estanque presidido por una reproducción de la Dama de Elche,, busto ibérico hallado en esta ciudad en el año 1897 y que actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.



La Casa y La Capilla. 


La casa actual  data del 1940 y conserva los rasgos de la arquitectura típica de esta zona. El amplio porche orientado a levante ( a cuya sombre se realizaba el trabajo de selección de los dátiles), está sostenido por columnas que son troncos de palmeras, al igual que las vigas que también son del mismo material.



Adosada a la vivienda está la Capilla del que fuera Cura del Huerto. Actualmente se conserval tal y como las construyó el capellán Castaño en el año 1900, a excepción del retablo del altar, de estilo barroco popular castellano del siglo XVIII y añadido a la capilla por los actuales propietarios del Huerto.

Palmeras Rotuladas.

Durante el paseo por el jardín puede observarse que algunas palmeras obstentan un rótulo fijado en su tronco. Se trata de palmeras que a lo largo de la historia se han dedicado a diferentes personas que han visitado el Huerto del Cura. Para hacerse merecedores de esta distinción se exige al homenajeado que haya tenido una vinculación muy especial con el Huerto, con la ciudad de Elche o de la humanidad. Desde 1894, alrededor de cincuenta personalidades han sido distinguidas con este honor. Los últimos han sido SS.MM. Los Reyes de España, Arturo Rubinstein y el Dr. Severo Ochoa.




aparte del mencionado título de jardín Artístico Nacional  en 1943, el huerto del Cura ha sido distinguido con la placa al Mérito Turístico en el año 1964.

Camino de La Imperial.

Situándonos de nuevo en la puerta de entrada y dando la espalda a la misma, exite otro paseo entre palmeras. A su izquierda queda un pequeño estanque con el busto del escritor Federico García Sanchiz, obra del escultor valenciano Mariano Benlliure . Detrás de esta escultura hay una parcela donde crecen varias especies de palmeras y palmáceas orinduas de otras latitudes y que han conseguido aclimatarse a este suelo.




A la derecha de este paseo puede verse una zona plantada de cítricos que fue en su origen huerta en donde el hortelano cultivaba los frutales y verduras de uso común.

La Palmera Imperial.




Se encuentra a la derecha de este paseo, tras la huerta. Ella es el motivo de la popularidad que tiene el Huerto del Cura (aparece ya citada en la guía turística Baedeker del año 1908). Su nombre se debe a la Emperatriz Elisabet de Austria ("Sisi") a quién se la dedicó el capellán Castaño cuando aquella visitó el Huerto en el año 1894.Recuerdo de esta visita es también el busto de la Emperatriz situado a la cara norte de la Palmera Imperial.



Este ejemplar de palmera es único por su grandiosidad. Su rareza estriba en que los hijuelos que generalmente nacen es esta especie al pie de los ejemplares jóvenes entre 10 y 15 años de edad, surgieron aquí cuando la palmera madre tenía más de 30 años y a una altura nada común de 2 mts, sobre el suelo, con una singular sincronización de tiempo y altura que formaron el gran candelabro vegetal que es hoy y constituye un ejemplar realmente raro entre las palmáceas.



Este formidable candelabro de ocho brazos sobrepasa con mucho las 8 toneladas de peso, alimentándose exclusivamente con la savia que proporciona el tronco central. Su edad es de 165 años, a lo largo de los cuales, las diferencias de crecimiento y grosor de los hijuelos se han echo patentes.



Otras curiosidades.

A lo largo del paseo por el Huerto del Cura pueden admirarse diferentes parterres don diversos ejemplares botánicos.



Existen otras palmeras de varios brazos pero en estos, el crecimiento has tenido lugar desde la base, como se puede ver en los grupos denominados "Pavos Reales" y "L'Alba".





La Rocalla

Una de las zonas que actualmente despierta más interés entre los visitantes del Huerto es la rocalla, que cuenta con una excelente colección de cactus y plantas crasas, propias de las regiones más secas de nuestro planeta y que se han adaptado a esta tierra.



Por contraste y junto a la rocalla se  pueden admirar varios estanques que dan un toque de frescura y sonido a la paz y al silencio que reinan en este jardín.

Esculturas

Frente a la cara oeste de la Palmera Imperial se encuentra el busto en piedra de Juan Orts Román, estudioso erudito de Elche, de sus palmeras y de su Misterio. Fue propietario del Huerto desde 1940 a 1958 y gracias a sus esfuerzos en 1943 el Huerto del Cura obtuvo la distinción de Jardín Artístico Nacional.



En la parte norte de la rotonda central se encuentra un busto dedicado al Rey D. Jaime I el Conquistador, que liberó a la villa de Elche del dominio árabe en el siglo XIII. Año 1265. A este Rey se le atribuye la primera protección palmeral. Según la tradición, contra la costumbre de la época, prohibió la destrucción del bosque que rodeaba la ciudad.



Muy cerca el busto del Rey D. Jaime se encuentra el grupo escultórico móvil denominado "La Torre de Babel", obra del artista cinético alicantino Eusebio Sempere (1924-1985). Premio Príncipe de Asturias 1983.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario